LAS CAPTURAS EN MEDIO DE LA PROTESTA SOCIAL

LAS CAPTURAS EN MEDIO DE LA PROTESTA SOCIAL

Por: Jorge Rafael Vaca Espinosa y Yudalvi Olivares

En el último análisis del índice Gini para 2021, Colombia ocupo el segundo lugar en la región con una cifra del 51,3 %[1] de desigualdad. Múltiples son las causas que siguen perpetuando esta cifra, pero indudablemente la corrupción se lleva el primer lugar.

Detrás de cada cifra de pobreza extrema, de desigualdad y de corrupción, hay miles de seres humanos sufriendo, hay miles de muertos y miles de madres que jamás volverán a ver a sus hijos. Para quien no ha tenido que pasar hambre en su vida le es irrelevante el valor de una canasta de huevos, para quien no ha tenido que esconderse debajo de una cama por los disparos que hay en la calle el acuerdo de paz es solo un chanchullo mas y para los que cambian de iPhone cada año el robo en el Ministerio de las Tics solo fue una noticia más.

El anterior párrafo fue solo una mínima muestra de la realidad que azota a nuestro país hoy en día, realidad que ha motivado a que muchos colombianos salgan a las calles a protestar, aun en medio de la pandemia. Colombianos de a pie que muchas veces salían a protestar sin haber desayunado, jóvenes sin estudio ni trabajo que ven en las manifestaciones una esperanza para su futuro y padres desesperados de tanto pensar en como sobrevivir hasta el fin de mes. El propósito de este articulo es dar una voz de aliento a todos aquellos que aun salen a marchar, instruir brevemente a la ciudadanía sobre los lineamientos básicos que deben seguir las autoridades al momento de realizar una captura y brindarles herramientas a los manifestantes para que le hagan frente a aquellos vulneradores de DDHH que les quieren arrebatar sus sueños.


A continuación, se abordará brevemente el proceso de captura que debe surtirse bajo la legislación colombiana:

¿CUÁNDO PUEDEN CAPTURAR A UNA PERSONA EN MEDIO DE LA PROTESTA?

Es claro que la protesta social es un derecho y que nadie puede ser capturado cuando lo está ejerciendo. Sin embargo, existen dos circunstancias que pueden dar lugar a la captura de una persona en el marco de las manifestaciones, estas son: por una orden de captura vigente en su contra o cuando la persona se encuentre cometiendo un delito durante la manifestación, en este último caso el concepto jurídico aplicable es la captura en flagrancia.


REQUISITOS DE LA ORDEN DE CAPTURA

Debe ser expedida por un juez de control de garantías y de manera excepcionalísima la puede expedir un fiscal.

Debe contener los motivos de la orden, los datos de la persona a quien está dirigida, la fecha de los hechos y el delito que provisionalmente se señala.

Tiene una vigencia máxima de un año, aunque puede ser prorrogada por el mismo tiempo.


CAPTURA EN FLAGRANCIA

Procede en los siguientes casos:

1. La persona es sorprendida y aprehendida durante la comisión del delito.

2. La persona es sorprendida durante la comisión de un delito y aprehendida inmediatamente después por persecución o porque alguien lo señale de haber cometido el delito.

3. La persona es sorprendida y capturada con objetos, instrumentos o huellas que señalen que acaba de cometer un delito.

4. La persona es sorprendida en la comisión de un delito por medio de videos y aprehendida inmediatamente después.

5. La persona se encuentre en un vehículo utilizado momentos antes para huir del lugar de la comisión de un delito, salvo que no tenga conocimiento del delito.

En los casos de captura en flagrancia no se requiere orden de captura por obvias razones.

¿QUÉ PASA DESPUÉS DE LA CAPTURA?

Sin importar si existe una orden de captura o una captura en flagrancia, es necesario cumplir con el siguiente procedimiento.

En primer lugar, la policía debe hacer conocer al capturado sus derechos, estos son:

1. A indicar la persona a quien se deba comunicar su aprehensión. El funcionario responsable del capturado inmediatamente procederá a comunicar sobre la retención a la persona que este indique.

2. A guardar silencio, que las manifestaciones que haga podrán ser usadas en su contra y que no está obligado a declarar en contra de su cónyuge, compañero permanente o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o civil, o segundo de afinidad.

3. A designar y a entrevistarse con un abogado de confianza en el menor tiempo posible. De no poder hacerlo, el sistema nacional de defensoría pública proveerá su defensa.

En segundo lugar, el funcionario que realiza la captura en flagrancia o en virtud de una orden judicial, debe llevar a la persona de manera inmediata ante el fiscal competente.

A su vez, el fiscal dentro de un término de 36 horas contados a partir de la captura, debe poner al capturado a disposición de un juez de control de garantías para que se realice la audiencia de legalización de captura.

Si no se cumplen estos requisitos la captura será declarada ilegal por el juez y ordenará la libertad inmediata de la persona, adicionalmente las pruebas obtenidas durante ese procedimiento ilegal no podrán tenerse en cuenta en el proceso.

Es claro que la información dada en este articulo genera mas dudas que respuestas, si quieres saber mas sobre el proceso de captura, el habeas corpus y los derechos de los manifestantes bajo la legislación colombiana e internacional, te invitamos a consultar las redes sociales de la Fundación Pulso.


Webgrafía

https://datos.bancomundial.org/indicator/SI.POV.GINI?end=2019&locations=CO&start=2019&view=map