LA ESTABILIDAD LABORAL REFORZADA

Por: Laura Natalia Puentes Dávila y Danna Stephany Plata Quintero

Es la figura jurídica que protege al trabajador de ser despedido sin una causa objetiva cuando se encuentra en debilidad manifiesta por circunstancias que la ley señala.

¿Qué implica o cómo me protege esta figura?

La Corte constitucional mediante la sentencia T-320-16, determinó que la figura de estabilidad reforzada implica:


1. El derecho a conservar el empleo;

2. A no ser despedido debido a la situación de vulnerabilidad;

3. A permanecer en el empleo hasta que se requiera y siempre que no se configure una causal objetiva que conlleve la desvinculación del mismo.

4. A que la autoridad laboral competente autorice el despido, con la previa verificación de la estructuración de la causal objetiva, no relacionada con la situación de vulnerabilidad del trabajador, que se aduce para dar por terminado el contrato laboral, así que, de no establecerse, el despido sea declarado ineficaz.

EN EL FUERO DE ESTABILIDAD LABORAL POR SALUD

No toda patología da estabilidad laboral reforzada. Existen 4 circunstancias que dan estabilidad:

1) Que el trabajador tenga una discapacidad igual o superior al 15 %

2) Que el trabajador tenga una patología grave, que necesite un constante tratamiento médico (por ejemplo un cáncer o un lupus)

3) Cuando el trabajador tenga pendiente una cirugía o un postoperatorio,

4) Cuando el trabajador tenga un accidente laboral o una enfermedad laboral y se encuentra en un tratamiento o con un caso abierto, y/o necesita una calificación de su enfermedad.

En las anteriores situaciones, la ley contempla que no se despida al trabajador por su situación de salud, porque al perder su afiliación a salud, esto puede afectar su tratamiento médico y no puede continuar con el mismo.

La ley protege a los empleados para que no sean despedidos discriminatoriamente por su situación de salud, entonces exige a los empleadores, que en caso, sea por una causal objetiva (por ejemplo por una falta grave del empleador, como un hurto a la empresa, o que se haya cumplido el término del contrato laboral), y también se exige que se solicite permiso para el despido del empleador ante el ministerio de trabajo y es quien lo debe avalar, sin dicho permiso no se puede terminar el mencionado contrato. Lo que busca la ley es proteger que el empleado pueda cumplir su tratamiento médico y no sea despedido por razones de salud.