SOSTENIBILIDAD EMPRESARIAL

LO QUE DEBES SABER ANTES DE IMPLEMENTAR UNA NORMA TÉCNICA ISO EN TU ORGANIZACIÓN

1. Requiere un esfuerzo adicional, que muchos no están dispuestos a realizar.

«Lo que cuesta, vale la pena»

Aunque desconocemos el autor de esta acertada frase, entendemos que todo lo bueno cuesta y vale la pena. Varias compañías están convencidas de las ventajas de estar certificadas, pero se termina desanimando cuando ven el trabajo adicional que esta requiere. Es como tratar de ordenar tu casa, aunque requiere esfuerzo y tiempo los resultados son geniales. O ¿a quién no le gusta estar en una casa ordenada y limpia?

2. Hay una inversión adicional de por medio.

Las certificaciones ISO requieren de un rubro adicional ¿Es caro certificarse? Depende del tamaño de la compañía y de los procesos, pues con base en esto las certificadoras y consultoras establecen una tarifa.

3. Puedes llegar a «no certificarte».

Durante el proceso de certificación no siempre se encuentra el éxito, pueden darse diversas situaciones que impidan el proceso para lograrlo. Pueden presentarse inconformidades respecto a lo que la norma exige; como cumplimiento o el deterioro del sistema de gestión de calidad que evidencie una falta de interés en su seguimiento, lo que ocasiona la pérdida del certificado o la no certificación del proceso que se audita.

4. La certificación no es un requisito de las normas.

¿Es decir que una empresa puede adoptar lo que pide una norma sin certificarse? Sí. Ya que al final, lo que genera las ganancias para una empresa es la mejora en su operación, que viene como el resultado de la adopción de los requisitos de las normas. Sin embargo, la certificación da más puntos a la organización y los ponen en la delantera frente a sus clientes y competidores.