NEGOCIOS VERDES

Negocios verdes

Según el Ministerio de Ambiente, un negocio verde “contempla las actividades económicas en las que se ofertan bienes o servicios que general impactos positivos, y además, incorporan buenas prácticas ambientales, sociales y económicas con enfoque de ciclo de vida, contribuyendo a la conservación del ambiente como capital natural que soporta el desarrollo del territorio” (Miniambiente,2015)

Teniendo en cuenta la definición anterior, los negocios verdes van a generar beneficios para la conservación del medio ambiente y su ciclo de vida, incorporando mejores prácticas en el desarrollo y gestión de sus actividades productivas. Este tipo de negocios surgieron debido al evidente declive ambiental como consecuencia de los impactos negativos generados por las industrias y el consumo sin precedentes del ser humano.

En los últimos años han surgido una gran cantidad de estrategias que ayudan a desacelerar el deterioro ambiental provocado por la industria, entre ellas: convenciones ambientales, entidades nacionales e internacionales han intentado reducir el impacto a través de normativas, diferentes programas de educación, entre otras.

Una de las normativas más representativas es la ISO 14001 de 2015. Como finalidad obliga a las empresas que quieran certificarse en darle un ciclo de vida a los residuos generados; es decir, hacerle un seguimiento al proceso que se realiza en toda su producción, y además, velar para que en ella se cuide el medio ambiente (en este punto la empresa debe asegurarle al consumidor un destino final a ese residuo: como reutilizarlo, reciclarlo o recuperarlo). Lo anterior supone una situación ideal: la empresa reduce su impacto ambiental negativo y los consumidores aprenden cómo cuidar el medio ambiente.

Lo que se pretende a largo plazo es la implementación de este tipo de normatividad en todas las actividades comerciales. En conclusión, es fundamental generar conciencia sobra la destrucción de la naturaleza en el país, para que en un futuro podamos alcanzar un desarrollo sostenible, entonces ¿qué tan amigable con la naturaleza es mi negocio o lo que consumo?.


Hecho por: Eliana Montañez Tarquino

Bióloga